GRUPO ANJO, UNIFORMES DE IMAGEN Y MODA CORPORATIVA: LA MÁQUINA DE COSER

Foto de la noticia GRUPO ANJO, UNIFORMES DE IMAGEN Y MODA CORPORATIVA:  LA MÁQUINA DE COSER  :: Grupo Anjo, Uniformes de Moda, Diseños exclusivos indumentaria laboral

¿Sabéis quién es  Isaac Merritt Singer?  No…? Pues bien, se podría decir que gracias a él conocemos la máquina de coser.  De hecho, las máquinas de coser más famosas llevan su apellido.

 

Aunque, realmente, son muchos los nombres a los que se les atribuye la invención de la máquina de coser.  Entre ellos está Elias Howe quién consiguió la primera patente en 1846.  En 1834, Walter Hunt creó la primera máquina de coser de puntada cerrada.   Pero según algunos documentos históricos los primeros indicios que existen de una máquina de coser datan de 1755, en Londres, con la creación de una aguja para utilizarse en un precario, tipo de costura mecanizada.

 

Todas las máquinas de coser tienen una estructura básica que consta de una base en la que se apoya el brazo de la máquina donde se encuentra el mecanismo de movimiento de la aguja.  También incluyen unas poleas que son las que determinan la tensión del hilo a la hora de coser.  Según el modelo de la máquina y el año en que haya sido construida, podemos ver que la estética cambia pero lo que es en sí el mecanismo es igual para todas.

 

Como todo, a lo largo de los años, las máquinas de coser han ido evolucionando y han pasado de ser manuales a ser eléctricas.  Antaño funcionaban gracias a una manivela que había que girar, más tarde le incorporaron un pedal y hoy día le han incorporado un motor eléctrico que permite un trabajo más fácil y rápido.  Actualmente, incluso podemos encontrar máquinas especializadas para cada parte de una prenda permitiendo que el cosido quede sin imperfecciones.

 

Nosotros, para que nuestros uniformes queden perfectos utilizamos una entretela con una termofijadora, remallamos la prenda para que no se deshilache y a continuación lo cosemos con las mejores máquinas que hay actualmente en el mercado y lo planchamos.  De esta manera nuestra ropa laboral queda bien cosida evitando así los típicos ‘fallos’ que se suelen ver a lo largo del tiempo en los uniformes como pueden ser descosidos en las prendas o se deshilachan los remates.  Siempre cuidamos hasta el último detalle.

 

By Grupo Anjo

Uniformes de Imagen y Moda Corporativa

 

Madrid

VOLVER AL LISTADO